¿Qué antibióticos pueden ayudar a tratar las infecciones respiratorias?

La prescripción excesiva de antibióticos, especialmente en entornos ambulatorios en los últimos años, ha conducido a un aumento de las tasas de bacterias resistentes a los antibióticos. Los médicos de hoy tienden a ser más juiciosos en el uso de antibióticos cuando se trata de tratar infecciones respiratorias. Por lo general, una infección respiratoria superior no complicada en un adulto por lo demás sano no necesita tratamiento con antibióticos.

La neumonía, sin embargo, a menudo se trata con antibióticos. A diferencia de la mayoría de las infecciones del tracto respiratorio, que son causadas por virus, la neumonía generalmente es causada por bacterias. Muchos factores ayudan al médico a decidir qué antibiótico prescribir. Su edad, sus síntomas, la gravedad de la infección, sus alergias y cualquier afección médica subyacente entran en juego. Además, los médicos considerarían qué bacteria es la causa de su neumonía, aunque podrían comenzar con un antibiótico que tiene una amplia gama de efectividad, hasta que lo descubran con certeza. Por lo general, la neumonía es causada por la bacteria Streptococcus pneumoniae o Mycoplasma pneumoniae.

Si su neumonía puede ser tratada en casa, como paciente ambulatorio, un médico puede recetarle una de varias clases de antibióticos: macrólidos (azitromicina, claritromicina, eritromicina), tetraciclinas (doxiciclina) o fluoroquinolonas (gifloxacina, levofloxacina, moxifloxacina). Si su neumonía requiere hospitalización, además de los antibióticos anteriores, los médicos podrían tratarlo con cefalosporinas (ceftriaxona, cefotaxima, cefepima), penicilina (amoxicilina, ampicilina) o vancomicina.

 

(0 votes)