Cómo seleccionar un tema para un proyecto para la feria de ciencias

Los grandes proyectos de ferias de ciencias no tienen por qué ser costosos o difíciles. Aun así, ¡los proyectos de la feria de ciencias pueden ser muy estresantes y frustrantes para los estudiantes, padres y maestros! He aquí algunos consejos para presentar ideas de proyectos de la feria de ciencias, decidir cómo convertir una idea en un proyecto inteligente, realizar el proyecto de la feria de ciencias, escribir un informe significativo sobre el mismo y presentar una pantalla de gran apariencia y robustez.

La clave para sacar el máximo provecho de su proyecto de la feria de ciencias es comenzar a trabajar en él lo antes posible. Si esperas hasta el último minuto te sentirás apurado, lo que lleva a sentimientos de frustración y ansiedad, lo que hace que la buena ciencia sea más difícil de lo que es necesario. Estos pasos para desarrollar un proyecto de ciencias funcionan, incluso si lo posterga hasta el último minuto posible, pero su experiencia no será tan divertida.

Ideas de proyectos para la feria de ciencias

Algunas personas están rebosantes de grandes ideas para proyectos de ciencias. Si usted es uno de esos estudiantes afortunados, siéntase libre de saltar a la siguiente página. Si, por otro lado, la parte de lluvia de ideas del proyecto es su primer obstáculo, ¡siga leyendo! Tener ideas no es una cuestión de brillantez. ¡Es cuestión de práctica! No intentes tener una sola idea y hacer que funcione. Se te ocurren muchas ideas. Primero:

Piensa en lo que te interesa.

Si su proyecto de ciencias está restringido a un tema, entonces piense en sus intereses dentro de esos límites.

Este es un sitio de química, así que usaré la química como ejemplo. La química es una categoría enorme y amplia. ¿Le interesan los alimentos? las propiedades de los materiales? las toxinas? las drogas? las reacciones químicas? la sal? el sabor de las colas? Revise todo lo que se le ocurra que esté relacionado con su tema general y escriba cualquier cosa que le parezca interesante.

No seas tímido. Dése un límite de tiempo para la lluvia de ideas (como 15 minutos), consiga la ayuda de amigos y no deje de pensar o escribir hasta que se acabe el tiempo. Si no puedes pensar en nada que te interese sobre tu tema (oye, algunas clases son obligatorias, pero no todo el mundo está de acuerdo, ¿cierto?), entonces fuerza a pensar y escribir todos los temas bajo ese tema hasta que se te acabe el tiempo. Escribe temas amplios, escribe temas específicos. Escribe cualquier cosa que te venga a la mente - ¡diviértete!

Piensa en una pregunta comprobable.

Mira, ¡hay MUCHAS ideas! Si estabas desesperado, tenías que recurrir a las ideas de los sitios web o de tu libro de texto, pero deberías tener algunas ideas para los proyectos. Ahora, usted necesita reducirlos y refinar su idea en un proyecto viable. La ciencia se basa en el método científico, lo que significa que es necesario presentar una hipótesis comprobable para un buen proyecto. Básicamente, necesitas encontrar una pregunta sobre tu tema que puedas probar para encontrar una respuesta. Revisa tu lista de ideas (no tengas miedo de añadirle cosas que no te gusten o tacharlas... después de todo, es tu lista) y escribe las preguntas que puedas hacer y las que puedas probar. Hay algunas preguntas que no puedes responder porque no tienes el tiempo, los materiales o el permiso para hacer la prueba.

Con respecto al tiempo, piense en una pregunta que pueda ser probada en un período de tiempo bastante corto. Evite el pánico y no intente responder preguntas que le lleven la mayor parte del tiempo durante todo el proyecto. Un ejemplo de una pregunta que puede ser respondida rápidamente: ¿Los gatos pueden tener la pata derecha o izquierda? Es una simple pregunta de sí o no. Usted puede obtener datos preliminares (asumiendo que tiene un gato y un juguete o golosinas) en cuestión de segundos, y luego determinar cómo construirá un experimento más formal. (Mis datos indican que sí, que un gato puede tener una preferencia de pata. Mi gato es zurdo, por si acaso te lo estás preguntando.) Este ejemplo ilustra un par de puntos. Primero, sí/no, positivo/negativo, más/menos/las mismas preguntas cuantitativas son más fáciles de probar/responder que las preguntas de valor, juicio o cualitativas. Segundo, una prueba simple es mejor que una prueba complicada.

Si puede, planee probar una pregunta simple. Si usted combina variables (como determinar si el uso de las patas varía entre hombres y mujeres o de acuerdo a la edad), hará su proyecto infinitamente más difícil. Esta es la primera pregunta química que me vino a la mente (que puedo probar): ¿Qué concentración de sal (NaCl) necesita estar en el agua antes de que pueda probarla? Tengo una calculadora, utensilios para medir, agua, sal, lengua, lápiz y papel. ¡Estoy listo! Puedo pensar en un millón de maneras de añadir a esta pregunta (¿Afecta el hecho de tener un resfriado mi sabor a sal? ¿Mi sensibilidad gustativa cambia en diferentes momentos del día/mes? ¿Varía la sensibilidad entre individuos? ¿Tiene alguna pregunta? Continúe con la siguiente sección sobre diseño experimental.

¿Todavía perplejo? Tome un descanso y regrese a la sección de lluvia de ideas más tarde. Si tienes un bloqueo mental, necesitas relajarte para superarlo. Haz algo que te relaje, sea lo que sea. Jugar a un juego, bañarse, ir de compras, hacer ejercicio, meditar, hacer las tareas domésticas.... siempre y cuando no pienses en el tema por un rato. Vuelve a ello más tarde. Consiga la ayuda de familiares y amigos. Repita la operación según sea necesario y luego continúe con el siguiente paso.

(0 votes)