Cómo hacer pan (a la antigua usanza)

El pan es uno de los alimentos más antiguos y versátiles del mundo. Piensa en los diferentes tipos de pan (desde un pan blanco básico rebanado hasta una fantástica ciabatta o foccacia) y en las diferentes formas en que usamos la masa (desde panes sencillos hasta rollos y bases de pizza). ¡Delicioso!

Comer pan es mucho más fácil que hacerlo, y eso se debe a que la elaboración del pan es necesariamente un proceso que requiere mucho tiempo. Incluso con la ayuda de una panificadora automática, todavía se necesitan varias horas para hacer una hogaza porque la levadura tarda tanto en hacer su trabajo.

Hacer pan decente implica seguir una secuencia de pasos bien definidos, y por eso una máquina puede hacerlo tan bien como una persona: 1) Mezclar; 2) Amasar; 3) Levantar; 4) Derribar y levar; 5) Hornear.

El proceso básico de hacer un pan implica cinco etapas distintas:

  • Mezclar: Se toma harina, levadura, agua, grasa, azúcar y sal y se mezclan para hacer masa.
  • Amasar: Hay que golpear y golpear la masa para hacerla elástica y elástica. Sin amasar, su masa no se elevará y no obtendrá un pan decente.
  • Levantar: Ahora se deja la masa en un lugar caliente para que se levante durante una hora o más. Durante esta etapa, la levadura hace su trabajo. El aire entra en la mezcla y hace que la masa se rellene hasta el doble de su tamaño.
  • Derribar y probar: Algunos panaderos creen que usted debe repetir el proceso de levantamiento una segunda vez para producir un pan más uniforme. Primero se golpea la masa a punto de expulsar el aire (lo que se llama derribar). Luego se deja que la masa se levante por segunda vez en una lata (lo que se llama fermentar).
  • Hornear: Finalmente, se pone la masa en una lata, se coloca la lata en el horno y se hornea.

(0 votes)