Cómo se reproducen las cigarras

Después de sucumbir a las baladas románticas, las cigarras se aparean. Posteriormente, las hembras adultas ponen huevos mediante la perforación de los tallos de las plantas con su ovipositor. El ovipositor es una espiga que pone huevos colocada en la punta del abdomen de la hembra. La espiga inserta los huevos en la ranura creada en el tallo.

Los huevos eventualmente eclosionan en pequeñas cigarras sin alas conocidas como ninfas. Las ninfas caen al suelo y cavan debajo de la superficie. Si son cigarras periódicas, permanecerán durante 13 o 17 años, y se convertirán lentamente en adultos. Las ninfas viven en la savia de las raíces de las plantas mientras crecen. Se despojan de su piel a intervalos a lo largo de su vida útil.

Cuando las ninfas alcanzan su tamaño normal, se abren camino hacia la superficie con patas delanteras especialmente adaptadas que actúan como pequeñas palas. Aparecen alrededor del anochecer a fines de primavera o principios de verano. Las ninfas luego suben a un terreno más alto y se despojan de su piel por última vez. Ahora las cigarras adultas, completamente aladas, dejan atrás su vieja y vacía piel de ninfa.

 

(0 votes)