¿De qué sirven las hormigas?

Si usted está luchando contra las hormigas de azúcar en su cocina o contra las hormigas carpinteras en sus paredes, es posible que no sea un gran fanático de las hormigas. Y si usted vive en un área donde las hormigas rojas importadas son comunes, puede despreciarlas. Desafortunadamente, las hormigas que usted tiende a notar son las que le causan problemas, por lo que es posible que no reconozca las muchas virtudes de estos insectos notables. ¿De qué sirven las hormigas? Los entomólogos y ecologistas argumentan que literalmente no podemos vivir sin hormigas.

Las hormigas viven en hábitats terrestres en todo el mundo, y los científicos han descrito y nombrado más de 12.000 especies de la familia Formicidae. Algunos científicos estiman que otras 12.000 especies aún no han sido descubiertas. Una sola colonia de hormigas puede consistir de más de 20 millones de hormigas individuales. Superan en número a los humanos en un millón y medio a uno. Y la biomasa de todas las hormigas de la Tierra es aproximadamente igual a la biomasa de toda la gente del planeta. Si todas estas hormigas no fueran buenas, estaríamos en grandes problemas, ¿no?

4 razones por las que necesitamos hormigas en el mundo

Las hormigas son a menudo descritas como ingenieros de ecosistemas, porque realizan muchos servicios ecológicos vitales. Considere estas cuatro razones por las que no podemos vivir sin hormigas:

 

  1. Las hormigas airean el suelo y mejoran el drenaje del suelo

Las lombrices de tierra se llevan todo el crédito, pero las hormigas realmente hacen un mejor trabajo para mejorar la estructura del suelo que los gusanos. A medida que las hormigas construyen nidos y túneles en el suelo, mejoran significativamente el suelo. Distribuyen los nutrientes a medida que mueven las partículas del suelo de un lugar a otro, y los huecos creados por sus túneles mejoran la circulación de aire y agua en el suelo.

  1. Las hormigas mejoran la química del suelo

Las hormigas almacenan grandes cantidades de alimento en y cerca de sus nidos, lo cual agrega mucha materia orgánica al suelo. También excretan desechos y dejan restos de comida, lo que cambia la química del suelo (generalmente, para mejor). El suelo afectado por la actividad de las hormigas es generalmente más cercano a un pH neutro y más rico en nitrógeno y fósforo.

 

  1. Las hormigas dispersan las semillas

Las hormigas proveen un servicio invaluable a las plantas transportando sus semillas a hábitats más seguros y ricos en nutrientes. Las hormigas usualmente llevan las semillas a sus nidos, donde algunas semillas echarán raíces en la tierra fértil. Las semillas transportadas por las hormigas también están mejor protegidas de los animales que comen semillas y son menos propensas a sucumbir a la sequía. La mirmecocoforia, la dispersión de semillas por las hormigas, es particularmente útil para plantas en ambientes difíciles o competitivos, como desiertos áridos o hábitats con incendios frecuentes.

  1. Las hormigas se alimentan de plagas

Por supuesto, las hormigas sólo buscan una comida sabrosa y nutritiva, y no eligen realmente a su presa basándose en su condición de plaga. Pero muchas de las criaturas que comen las hormigas son las mismas que preferiríamos que no existieran en grandes cantidades. Las hormigas masticarán cualquier cosa, desde garrapatas hasta termitas, si se presenta la oportunidad, e incluso se juntarán con artrópodos más grandes, como escorpiones o chinches apestosos. Estas molestas hormigas de fuego son particularmente buenas en el control de plagas en los campos de cultivo.

(0 votes)