¿Qué le sucede a un cadáver en el océano?

Cuando un cadáver se descompone en el océano, los científicos saben poco sobre lo que le sucede. Para averiguarlo, algunos investigadores realizaron un experimento inusual que consistía en arrojar los cadáveres de los cerdos al mar y verlos en video.

Muchos cuerpos humanos terminan en el mar, ya sea debido a accidentes, suicidios o por haber sido arrojados intencionalmente allí, pero nadie sabe realmente lo que les sucede, dijo Gail Anderson, entomóloga forense de la Universidad Simon Fraser de Canadá que dirigió el inusual estudio.

Anderson y su equipo tuvieron la oportunidad de descubrir, a través de la Red Experimental bajo el Mar de Victoria (VENUS), un laboratorio subacuático que permite a los científicos realizar mediciones de vídeo y de otro tipo a través de Internet. Con ese equipo, todo lo que necesitaban era un cuerpo.

"Los cerdos son los mejores modelos para los humanos", dijo. Son más o menos del tamaño adecuado para el cuerpo humano; tienen el mismo tipo de bacterias intestinales y son relativamente glabras, apuntó.

En el estudio, publicado el 20 de octubre en la revista PLOS ONE, Anderson y su equipo utilizaron un submarino operado a distancia para dejar caer tres cadáveres de cerdo en el Saanich Inlet, un cuerpo de agua salada cerca de la isla de Vancouver, Columbia Británica, a una profundidad de 330 pies (100 metros).

Los investigadores monitorearon lo que les sucedió a los cuerpos de los cerdos usando las cámaras VENUS en vivo, las cuales podían controlar desde cualquier lugar con una conexión a Internet, y sensores que podían medir los niveles de oxígeno, temperatura, presión, salinidad y otros factores. Al final del estudio, los científicos recolectaron los huesos para examinarlos más a fondo.

Los carroñeros no tardaron mucho en encontrar a los cerdos. Camarones, cangrejos de Dungeness y langostas, todos llegaron y comenzaron a masticar los cuerpos; un tiburón incluso vino a alimentarse de uno de los cadáveres de los cerdos, los carroñeros se comieron los dos primeros cuerpos hasta los huesos en un mes, pero tardaron meses en recoger el tercero limpio.

El tercer cuerpo probablemente demoró mucho más debido a los niveles de oxígeno en el agua, encontraron los investigadores.

El Saanich Inlet es un ambiente bajo en oxígeno, y no tiene oxígeno durante algunas épocas del año, dijo Anderson. Cuando los investigadores arrojaron los primeros dos cerdos al agua, los niveles de oxígeno eran casi los mismos, pero cuando los científicos arrojaron el tercer cuerpo, los niveles fueron más bajos.

Los grandes carroñeros (cangrejo de Dungeness y camarones) necesitan más oxígeno para las criaturas más pequeñas como las langostas en cuclillas. Pero las bocas de los animales más pequeños no son lo suficientemente fuertes para romper la piel de los cerdos. Así que mientras el cadáver entrara al agua cuando las condiciones de oxígeno fueran tolerables, los animales más grandes se alimentarían, abriendo los cuerpos para criaturas más pequeñas y las langostas en cuclillas, dijo Anderson. Pero cuando el oxígeno estaba bajo, los animales más grandes no venían y los más pequeños no podían alimentarse.

"Ahora tenemos una muy buena idea de cómo se descomponen los cuerpos bajo el agua", dijo Anderson. Este tipo de investigación ayuda a resolver misterios como los "pies flotantes" que se encuentran en la Costa Oeste en los últimos años. De hecho, es bastante normal que los carroñeros del océano roan los pies, y los zapatos para correr simplemente hacen que las partes del cuerpo floten, apuntó Anderson.

Saber cómo se degradan los cuerpos en el océano puede dar a los buceadores de rescate una idea de lo que hay que buscar, así como manejar las expectativas de los familiares de los perdidos en el mar, dijo Anderson.

(0 votes)