¿Por qué es importante calibrar un medidor de pH y sus electrodos contra un tampón?

No se pueden realizar mediciones precisas del pH con un medidor de pH a menos que el medidor haya sido calibrado contra un tampón estandarizado. Sin una calibración adecuada, el medidor no tiene forma de determinar el valor de pH de la solución que está probando.

Aspectos básicos de un medidor de pH

El medidor de pH tiene una membrana que permite el paso de iones H+, lo que permite que fluya una corriente, creando un voltaje. El voltaje es medido por el medidor y usted le indica en qué búfer estándar se encuentra. El medidor de pH compara entonces el voltaje de sus soluciones desconocidas con el de los tampones para determinar el pH de su solución.

Buffers estandarizados

Los tampones estandarizados suelen ser soluciones de color que garantizan un pH determinado. Por lo general, se pueden obtener del fabricante del medidor de pH. Estos amortiguadores son críticos para el correcto funcionamiento de un medidor de pH.

Para mantener la precisión

Para realizar una curva de calibración se necesitan al menos tres patrones. Sin el tampón de pH estandarizado para calibrar el medidor, los resultados serán inexactos e inútiles.

Para evitar la deriva

Se sabe que la mayoría de los medidores de pH, y los electrodos en general, se desvían de sus ajustes calibrados. Es importante calibrar su medidor de pH regularmente para asegurarse de que sigue obteniendo resultados precisos. No se puede evitar la deriva. Calibrar regularmente para mantener la precisión.

Para contabilizar las diferencias

El uso de tampones estandarizados al calibrar también ayuda a evitar diferencias entre las muestras. Los estándares adecuados pueden evitar problemas como la diferencia de fuerza iónica y otros problemas relacionados con las membranas.

(0 votes)