Las especies invasivas pueden generar una extinción masiva

Si alguna vez has conducido por el sureste de Estados Unidos, has visto de primera mano los efectos de una especie invasora. Kudzu es una enredadera que se introdujo en los Estados Unidos a fines del siglo XIX. El objetivo era controlar la erosión. Pero el kudzu rápidamente se apoderó de partes del paisaje, desplazando las plantas que solían crecer allí. Kudzu es solo un ejemplo. Otras especies invasoras, como las pitones en los Everglades de Florida, se abren paso a nuevos hábitats sin querer.

Si bien las especies no nativas pueden hacer algunas contribuciones a un ecosistema, también usan los alimentos y los recursos que necesitan las especies nativas para vivir. Al mismo tiempo, las especies invasoras a menudo no tienen depredadores en su nuevo entorno. Esto significa que su población puede crecer sin control. Según el paleontólogo Niles Eldredge, las especies invasoras están contribuyendo a la disminución del 42 por ciento de las especies amenazadas y en peligro de extinción del mundo.

(0 votes)