Te interesara saber ésto sobre Barrer la radiactividad

Imagine barrer el piso de su cocina y luego tener que tirar, no solo la suciedad que ha barrido, sino también la escoba, el recogedor de basura e incluso la basura en la que arrojó todo. Ese escenario le da una idea de la dificultad y el costo de limpiar la radioactividad; los trabajadores tienen que abordar la fuente de la radiación y todo lo que la fuente ha contaminado. Sin embargo, por más difícil que sea el proceso, no siempre es complicado. En muchos casos, a los trabajadores se les encomiendan tareas simples como barrer material radioactivo de bajo nivel, limpiar superficies con productos químicos descontaminantes y recolectar desechos para su eliminación.

Gran parte del desafío proviene del hecho de que el material radioactivo se puede propagar al medio ambiente de varias maneras, especialmente cuando las cosas salen mal, lo que hace que la limpieza sea exponencialmente más difícil. Por ejemplo, las partículas radiactivas pueden filtrarse en el agua subterránea, fluir hacia lagos, ríos y océanos cercanos, flotar a través de la atmósfera e incluso contaminar el ganado y los cultivos. Cada tipo de contaminación ambiental requiere una respuesta diferente.

Cuando el material radioactivo contamina el agua subterránea, organizaciones como la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) supervisan la construcción de las instalaciones de tratamiento y extracción de agua subterránea. Por otra parte, si el suelo está contaminado, es posible que deba extraerse y enterrarse en una instalación de contención o incluso encerrarse en concreto. Cuando el material radioactivo se disemina en grandes cuerpos de agua o en la atmósfera, la descontaminación puede ser imposible. En tales casos, los peces, el ganado y los productos son monitoreados de cerca para un mayor nivel de radioactividad.

Sin importar el tipo de contaminación, limpiar los materiales radioactivos es una tarea peligrosa y la paciencia es a veces el mejor enfoque para descontaminar un sitio de manera segura. Todo el material radioactivo se descompone con el tiempo, y eventualmente se descompone en elementos secundarios estables y seguros. Y aunque este proceso lleva miles de años para los desechos radiactivos de alto nivel, se produce mucho más rápidamente para los desechos de bajo nivel, como el equipo de seguridad y el agua utilizada dentro de una planta de energía nuclear. En consecuencia, los desechos a menudo se almacenan en el sitio donde se generaron durante años o incluso décadas antes de su eliminación adecuada.

Debido a que el proceso de limpieza del material radioactivo es tan peligroso, está altamente regulado en todo el mundo. En los Estados Unidos, las agencias federales como la EPA, el Departamento de Energía y el Comité Regulador Nuclear establecen pautas de seguridad, emiten licencias para operar plantas de energía nuclear y supervisan cualquier esfuerzo de limpieza.

 

(0 votes)